Neem y los problemas dentales

El Neem y las enfermedales periodentales

Una de las primeras cosas que advertimos de la gente son sus dientes. ¿Los tiene todos? ¿Están alineados? ¿Son blancos? Los dientes dicen mucho de las personas y afectan en la manera en qué respondemos a ellas, especialmente en la primera impresión. Recuerdo el anuncio donde un hombre bien parecido y una mujer se conocen en una fiesta y empiezan a coquetear.

Entonces el hombre sonríe y muestra sus dientes amarillos. La mujer inmediatamente deja de coquetear con él y se va. La posibilidad terminó ahí. Este anuncio sea tal vez un poco extremo, pero así ocurre en la vida cotidiana cuando se trata de dientes y de las reacciones que producen.

Científicos que han investigado extractos de Neem, han descubierto que pueden ser muy recomendables para la higiene dental. Los microorganismos que se encuentran en encías inflamadas son resistentes a la penicilina y a la tetraciclina, pero’ no lo son a extractos antibacteriales de plantas como Neem. A diferencia de los antibióticos, los extractos antibacteriales de Neem no producen reacciones alérgicas en la boca que pudieran inhibir su efectividad.

En un estudio clínico, 50 pacientes con gingivitis confirmada fueron seleccionados, 40 de ellos con encías sangrantes y pústulas severas. Después de tres semanas de cepillarse los dientes con pasta dental con extracto de Neem, ocho de cada diez pacientes mostraron una mejoría significativa. Los pacientes también mostraron una reducción bacterial y la eliminación de halitosis (mal aliento), sin ningún efecto secundario.

La piorrea es una enfermedad grave de las encías caracterizada por una inflamación generalizada, con membranas que cubren las raíces de los dientes. Se pierden mas dientes en personas mayores de 35 años de edad por esta enfermedad que por ninguna otra.

Usando una pasta dental y el enjuague bucal a base de Neem se cura el sangrado de las encías, se detiene la secreción alrededor de los dientes y las encías cambian de un color azulado a un color rosado, claro y saludable.

Testimonio real:

“Mi padre tenía cita para someterse a un largo y doloroso programa de visitas al dentista para curar el sangrado de sus encías. Querían levantárselas y proceder después a un raspado de cada diente para eliminar el sarro y las bacterias acumulados. Yo le di un poco de corteza de Neem pulverizada y le dije que untara su cepillo con el polvo cada vez que se cepillara los dientes. Él accedió a intentarlo durante un mes, antes de la cita con su dentista. La primera semana notó que las encías estaban mejor y habían dejado de sangrar, y los dientes parecían más firmes. A final de mes, su dentista le examinó los dientes para el último chequeo antes de la cirugía. Al terminar, el dentista le informó que la cirugía ya no era necesaria. Le preguntó a mi padre qué había hecho con su dentadura, ya que sus dientes y encías estaban prácticamente sanados. Cuando el dentista se enteró, le dijo que nunca había oído hablar acerca de Neem, pero le indicó que continuara convencido con el tratamiento, porque le estaba funcionando muy bien. Desde entonces, he proporcionado la corteza en polvo y el extracto de hoja a muchos conocidos que también tenían programadas cirugías dentales y todos ellos cancelaron sus citas con el dentista. Todos continúan cepillándose los dientes con Neem.”